Reunión del grupo de trabajo hispano-francés sobre el Canfranc

CREFCO lo escribió el 13/02/2013

CREFCO PIDE QUE ESPAÑA Y FRANCIA SE COORDINEN

Un numeroso grupo de representantes de las organizaciones integradas en CREFCO y del CRELOC se concentraron el día 30 ante la puerta de la Diputación General de Aragón (DGA), al mismo tiempo que en su interior se celebraba la reunión del Grupo de trabajo para la evaluación del proyecto de reapertura del ferrocarril Pau-Canfranc, integrado por los gobiernos centrales de España y Francia, la DGA y el Consejo Regional de Aquitania. Al final del acto, Benjamín Casanova, portavoz de la Coordinadora, leyó públicamente el Manifiesto de CREFCO a los aragoneses que posteriormente se depositó, en español y en francés, en la secretaría del consejero de Obras Públicas para ser entregado a los miembros del Grupo de trabajo. Antes de disolverse, varios de los concentrados fueron requeridos por la Policía para que se identificasen por tratarse, según indicaron, de un acto no autorizado.

 

Un momento de la concentración. Al fondo dos de los policías que vigilaron la concentración.
(Foto: L. Granell)

Benjamín Casanova, portavoz de CREFCO, leyendo el manifiesto. (Foto: L. Granell)

 

El consejero informó a CREFCO

El día 5 de diciembre, Rafael Fernández de Alarcón, consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, convocó a CREFCO para informarle del resultado de la reunión del 30 de noviembre, que se había celebrado –según indicó– a instancias de la DGA, añadiendo que si antes no había habido otras reuniones era porque nadie las había pedido. Aseguró que tiene el propósito de seguir convocando reuniones del Grupo de Trabajo cada dos o tres meses en 2012; la próxima podría celebrarse entre el 15 de febrero y el 15 de marzo, en función de las elecciones presidenciales francesas.

Informó que el representante del Gobierno de España había aportado el estudio realizado por la consultora Ineco sobre la posibilidad de adaptar el túnel ferroviario para que pueda volver funcionar como tal, sin perder su actual función de salida de socorro del túnel carretero. El resultado de este estudio ha sido positivo y el consejero afirmó que es perfectamente viable su adaptación por un coste “asumible”. Los medios informativos de aquellos días hablaron de 40 millones de euros.

El representante del Gobierno de Francia trajo a la reunión un avance del estudio de viabilidad socio-económica que le había sido encomendado; podría estar terminado a mediados de 2012. Fernández de Alarcón no trasladó a CREFCO el contenido de este estudio, pero estaba optimista porque, dijo, el representante francés había hablado de la posibilidad de reabrir la línea en 2020, aunque si antes de esa fecha se terminaba el Eje Atlántico (Burdeos-Dax-Hendaya-País Vasco) podría retrasarse. La información que se conoce sobre dicho eje no permite imaginar que pueda estar terminado para 2020.

Por su parte, el consejero aragonés planteó en la reunión que la reapertura podría adelantarse a 2015 o 2016, aunque el plazo de 2020 le parece aceptable. Estima también que a finales de 2012, con el estudio de viabilidad terminado, podría firmarse ya un convenio en el que se fijen condiciones y plazos para la reapertura.

Para Fernández de Alarcón son las dos regiones implicadas las que están haciendo avanzar el tema: Aquitania al financiar la reapertura del tramo Olorón-Bedous (110 millones de euros) y Aragón con su esfuerzo político. En este punto mencionó el mandato que le había dado en este sentido la presidenta Rudi.

Benjamín Casanova, portavoz de CREFCO, preguntó qué actuaciones se piensa realizar para mejorar la parte española de la línea. El consejero empezó por reconocer que el Gobierno central del PSOE había invertido en la línea, y dijo que el nuevo Gobierno del PP, presidido por Mariano Rajoy, deberá valorar si los proyectos de modernización redactados en 2003-2004 (que el Ministerio de Fomento no les había permitido consultar en el momento de la reunión) sirven todavía o hay que hacer otros. No rechazó la posibilidad de que la línea se vaya rehabilitando a base de pequeños tramos. Ante esta posibilidad, los representantes de CREFCO apuntaron que, al menos, se utilice para estas renovaciones parciales traviesas polivalentes que permitirían cambiar.