Crefco y ayuntamientos de Huesca piden que el tren de Canfranc pare en todos los pueblos

NOTA DE PRENSA DE CREFCO

CREFCO Y AYUNTAMIENTOS DE HUESCA PIDEN QUE EL TREN DE CANFRANC PARE EN TODOS LOS PUEBLOS

La Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha enviado al Ministerio de Fomento, al Gobierno de Aragón, a Renfe y Adif una carta con el documento que ha redactado, junto a los ayuntamientos de Villanúa, Caldearenas, Las Peñas de Riglos y La Sotonera, pidiendo que los trenes de la línea de Canfranc vuelvan a parar en todas las estaciones y apeaderos de la misma.

Crefco y los mencionados ayuntamientos afirman que ninguna de las razones que, en marzo de 2012, se expusieron en el Senado por la secretaria general de Transportes para justificar la supresión de paradas (ahorro de costes y de tiempo de viaje, así como oferta de sistemas de transporte alternativo) se cumplen en la línea de Canfranc, por lo que se ha privado de transporte público a localidades que solo tenían el ferrocarril para asegurar su movilidad, mientras que el coste de explotación de la línea sigue siendo el mismo y el tiempo de viaje de los trenes que no paran (que además están considerados “obligación de servicio público”) es igual o incluso mayor que el de los que si lo hacen.

“Se da la circunstancia –afirma el documento– de que un zaragozano que vaya de excursión a los Mallos de Riglos puede ir y volver en tren en el día, pero un vecino de estos pueblos que necesite ir al médico especialista en el Hospital de Huesca tiene que viajar a dicha ciudad el día anterior, pernoctar, acudir al hospital y volver a pernoctar, porque solo podrá regresar a su pueblo al día siguiente por la mañana. El muy diferente trato que Renfe da a los habitantes de las ciudades o las pequeñas poblaciones es en este caso tan evidente como injusto”.

El documento concluye pidiendo también que se sustituyan los viejos (tienen ya 35 años) y poco fiables automotores que se utilizan en esta línea, “por otros trenes que ofrezcan unas condiciones de viaje acordes con los tiempos actuales y que, además, sean accesibles para las personas de movilidad reducida”. También pide que se ejecuten los proyectos de modernización de la línea, redactados desde 2006, con cargo a la partida plurianual de 80 millones de euros que aparecía en los presupuestos de 2016 pero que no se aplicó en dicho año ni, por lo visto en el proyecto que se ha presentado en el Congreso de los Diputados, tampoco lo será en este.

Una vez aprobado por los ayuntamientos afectados, estos enviarán el documento a los mismos destinatarios y buscarán el apoyo de las comarcas y de la Diputación Provincial de Huesca. Crefco se ha dirigido, además, a los alcaldes de los demás pueblos y ciudades situadas a lo largo de la línea Zaragoza-Canfranc, pidiéndoles que se solidaricen con los afectados por la supresión de paradas y suscriban también el mencionado documento.