No solo Crefco reivindica el Canfranc

Cuando una organización como la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) es capaz de resistir 26 años trabajando para conseguir la reapertura y modernización del Canfranc, es porque está convencida de que ese objetivo merece la pena y, también, porque sabe que no está sola en esa lucha.


Vecinos de Plasencia esperando al tren que, ese día sí, paró en su pueblo (Foto: Salvador A. Martín)


Este último año nos ha permitido comprobar que hay muchos aragoneses comprometidos también en recuperar nuestro ferrocarril internacional. Así, el 17 de noviembre de 2018 la plataforma Plasencia sin agua, creada como reacción a los problemas de abastecimiento de Plasencia del Monte, organizó un viaje en tren a Canfranc porque también reivindican el ferrocarril, tanto de viajeros como de mercancías, pues daría un excelente servicio a la empresa Harinas Villamayor, instalada junto a la estación que, sin embargo, está cerrada. Como la plataforma había comprado billete para un grupo numeroso, ese día el tren regular se detuvo en esa estación, cosa que no hace el resto del año. ¡En fin…!



Afiliados al CUT reivindicando la reapertura en Canfranc en día de nevada.

Los primeros en movilizarse en 2019 fueron un numeroso grupo del sindicato Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT), con fuerte implantación en los autobuses urbanos de Zaragoza, que el 29 de enero viajaron en tren hasta Canfranc para reivindicar la reapertura. Aquellos días nevó bastante pero la vía estaba abierta, así que llegaron a su destino y se fotografiaron delante de la estación con carteles en los que mostraban su apoyo a la causa. Pero la quitanieves que había pasado por la mañana no volvió por la tarde y el tren se quedó atascado en la nieve a la salida de la estación. Los viajeros permanecieron más de dos horas en el automotor hasta que este pudo regresar al andén. Así que tuvieron que hacer el viaje de regreso en autobús y llegaron a Zaragoza con más de hora y media de retraso. La aventura no apagó los ánimos de estos trabajadores que, poco después, solicitaron la entrada del CUT en Crefco.



Actuación musical de los alumnos del IES San Alberto Magno, de Sabiñánigo, durante el viaje (Foto: L. Granell)

Este incidente no desanimó a los profesores y alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria San Alberto Magno, de Sabiñánigo, quienes protagonizaron una magnífica jornada educativa, ferroviaria y reivindicativa el 27 de marzo. La denominaron Canfranero 3.0; el 3 indicaba que era la tercera vez que lo hacían. Ese día viajaron en tren de Huesca a Canfranc, con actividades musicales, teatrales, poéticas, técnicas e incluso gastronómicas durante el viaje. A quienes llevamos más de un cuarto de siglo en esta lucha, ver a tantos chavales jóvenes implicados en la misma, año tras año y ya van tres, no solo nos encanta sino que hasta nos emociona.
Las recreaciones históricas también sirven para reivindicar el carácter internacional de esta línea ferroviaria. Canfranc las hace, y multitudinarias, el 18 de julio desde hace años, por supuesto que también en este 2019 y con gran éxito de público. Pero ahora los vecinos de Ayerbe se han sumado también a este movimiento y, el 5 de agosto, viajaron en tren desde Huesca hasta su estación, donde recrearon la llegada del ferrocarril en 1891 a esta población de la Hoya de Huesca. Las recreaciones históricas pueden parecer puramente festivas, pero van más allá. El acto de Ayerbe, por ejemplo, le sirvió a su alcalde para reivindicar la mejora de la línea y que el Canfranc “sea una vía de oportunidades y desarrollo económico”.



Recreación de la llegada del ferrocarril a Ayerbe (Foto: Diario del Altoaragón)

El 21 de septiembre fue un nutrido grupo de veteranos socios del club Montañeros de Aragón (que en 2019 año cumplía los 90) el que quiso recorrer la línea en tren, para recordar que lo hacían muchos domingos cuando eran jóvenes y subían al Pirineo para ascender a cimas o esquiar, o a Riglos para escalar en los Mallos. Ese día quedó claro que si el tren tuviera tiempos de viaje, ya no mejores sino simplemente parecidos a los de la carretera, los aficionados a los deportes de montaña volverían a utilizarlo. Y como ejemplo de las posibilidades que ofrece la línea para, por ejemplo, el senderismo, ese día marcharon a pie por el Camino de Santiago, desde la estación de Canfranc hasta el apeadero de Villanúa, donde tomaron de regreso el que habían bautizado como Tren de los Montañeros.


Grupo de Montañeros de Aragón en Canfranc, antes de iniciar su marcha por el Camino de Santiago (Foto: L. Granell)

Hemos contado cinco ejemplos de movilizaciones en favor de la reapertura y modernización del Canfranc que se realizaron por diferentes organizaciones sociales y con independencia de Crefco. Pero ha habido más, como la de los vecinos de Triste que subieron a Canfranc en el Tren de la Naturaleza, que circuló el 14 de julio para acudir a la anual concentración organizada por nuestra Coordinadora. O los grupos de scouts que utilizan la línea en diferentes épocas del año para ir a sus acampadas. O los participantes en los diferentes viajes del Tren Geológico del Prepirineo, que organiza la comarca de la Hoya. O los del programa En Canfranero a la luna, en este caso promovido por el Planetario de Aragón (Huesca) y la propia Renfe. Dirán que es voluntarismo, pero es que, gracias a estas iniciativas, la línea de Canfranc ha ganado este año 3000 viajeros respecto del pasado. ¿Tomarán nota en Renfe y la Diputación General de Aragón?



Vecinos de Triste y La Peña subieron en tren a Canfranc el 14 de julio (Foto: Mari Maite)